«Que Dios aleje los proyectos de terror; basta sangre» Llamado de Francisco durante el Ángelus contra las masacres de vidas inocentes. Oración en la Plaza San Pedro por las víctimas del ataque terrorista en Nizza

«Que Dios aleje los proyectos de terror; basta sangre»

Llamado de Francisco durante el Ángelus contra las masacres de vidas inocentes. Oración en la Plaza San Pedro por las víctimas del ataque terrorista en Nizza
– –

Papa Francisco durante el Ángelus

17/07/2016
GIACOMO GALEAZZI
CIUDAD DEL VATICANO

«Que Dios aleje los proyectos de terror; que nadie ose derramar más la sangre del hermano». El Papa llora las «vidas inocentes» durante el Ángelus. En los corazones, explicó, «está vivo el dolor por la masacre que, el pasado jueves por la tarde, en Niza, cobró tantas vidas inocentes, incluso muchos niños». Jorge Mario Bergoglio se dijo cerca de «cada familia y de toda la nación francesa en luto», y pidió a Dios que reciba «a todas las víctimas en su paz», que sostenga a los heridos y consuele a los familiares. «Que Dios, el Padre bueno, acoja a todas las víctimas en su paz, sostenga a los heridos y conforte a los familiares; que Él aleje todo proyecto de terror y de muerte, para que nadie ose derramar más la sangre del hermano —afirmó. Un abrazo paterno y fraterno a todos los habitantes de Niza y a toda la nación francesa». Después, exhortó a los presentes en la Plaza San Pedro a rezar en silencio «por las víctimas de esta masacre».

Recordó también que «en el mundo de hoy está en peligro el valor de la hospitalidad», y que «en la escucha está la raíz de la paz», por lo que es necesario «dedicar más tiempo a la escucha». El huésped «no es de piedra, debe ser escuchado». Entendida de esta manera, la «hospitalidad se muestra verdaderamente como una virtud humana y cristiana, una virtud que en el mundo de hoy corre el peligro de ser descuidada».

De hecho, «se multiplican las casas de reposo y los hospicios, pero no siempre en estos ambientes se practica una hospitalidad real». Y «se crean varias instituciones que se ocupan de muchas formas de enfermedad, se soledad, de marginación, pero disminuye la probabilidad de que el extranjero, marginado, excluido, encuentre a alguien dispuesto a escucharlo».

Al comentar el Evangelio de hoy, el Pontífice subrayó que el evangelista Lucas narra que Jesús, mientras se encuentra por el camino a Jerusalén, entra a una aldea y es recibido en una casa por dos hermanas: Marta y María. «Ambas le ofrecen acogida al Señor, pero lo hacen de maneras diferentes —explicó Francisco. María se sienta a os pies de Jesús y escucha su palabra, en cambio Marta está toda ocupada preparando cosas; y en determinado momento le dice a Jesús: ‘Señor, ¿no te importa nada que mi hermana me haya dejado sola para servirte? Dile que me ayude’. Y Jesús le responde: ‘Marta, Marta, tú te esfuerzas y te agitas por muchas cosas, pero solo es necesaria una. María eligió la mejor parte, que nadie le quitará’». De hecho, subrayó el Papa, ocupándose de todas las cosas que había que preparar, Marta casi estaba perdiendo de vista lo más importante, es decir la presencia del huésped, de Jesús. Además, «el huésped no debe ser simplemente servido, nutrido, acudido. Sobre todo debe ser escuchado». Por ello, advirtió Jorge Mario Bergoglio, «acuérdense bien de esta palabra: el huésped debe ser escuchado, acogido como persona, con su historia, con su corazón rico de sentimientos y de pensamientos, para que pueda sentirse verdaderamente en familia». En cambio, «si tú recibes a un huésped en tu casa y sigues haciendo cosas: mudo tú y mudo él», añadió el Pontífice.

«Francisco está muy afectado y particularmente sacudido por lo que ha sucedido, sobre todo porque no logra comprender cómo es posible atentar contra niños y familias en fiesta», indicó el Sitio «Il Sismografo», que sigue en tiempo real las actividades de la Santa Sede y del Pontífice, citando al presidente de la Asociación Francia-Italia, Paolo Celi, que habló con el Papa después de la masacre en Niza. «El Papa —añadió Celi— me pidió que transmitiera su mensaje de consuelo y cercanía a todas las familias involucradas de diferentes modos en esta tragedia, así como a todos los habitantes de Niza y a todo el pueblo de Francia». «El Santo Padre —continúa ‘Il Sismografo’— renovó sus peticiones de oración y su exhortación a vivir juntos, todos, en profunda paz más allá de las etnias, religiones y clases sociales». Hoy por la mañana, en la Plaza San Pedro y alrededores, hub un fuerte dispositivo de seguridad con motivo del Ángelus. A diferencia de los últimos domingos (a excepción de los días en los que hay ceremonias del Pontífice en la Plaza) hubo un despliegue de las fuerzas del orden para cerrar los accesos a San Pedro, mientras los fieles que fueron a la Plaza fueron sometidos a dos revisiones antes de poder entrar.

Anuncios

Acerca de JESÚS ANTONIO

"Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida". SAN JUAN PABLO II

Publicado el 17 julio, 2016 en El Blog de Jesús Clara, Francisco - Rezo del Ángelus -Regina Coeli y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en «Que Dios aleje los proyectos de terror; basta sangre» Llamado de Francisco durante el Ángelus contra las masacres de vidas inocentes. Oración en la Plaza San Pedro por las víctimas del ataque terrorista en Nizza.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: