Ministerio de Exteriores de Armenia: “Los Turcos no cambian la historia. Genocidio reconocido por Juan Pablo II y Francisco”

Ministerio de Exteriores de Armenia: “Los Turcos no cambian la historia. Genocidio reconocido por Juan Pablo II y Francisco”

ENTREVISTA al vice ministro Garen Nazarian, que cuenta las grandes expectativas de la población por el inminente viaje del Pontífice

Logo y lema viaje papa Francisco a Armenia

Logo Y Lema Viaje Papa Francisco A Armenia

(ZENIT – Roma).- Por un lado un pueblo lleno de pasión y entusiasmo por la visita del Papa, por otro un territorio bañado con la sangre como la del Nagorno-Karabakh, desde hace decenios teatro de un violento conflicto territorial. A las espaldas un drama tan cruento como el genocidio que ha provocado heridas profundas. Son muchas las implicaciones históricas, políticas y también espirituales que acompañan la visita del papa Francisco en Armenia de este próximo 24 al 26 de junio.

Visita que la población espera con fervor y que sellará las relaciones desde siempre amistosas entre la Santa Sede y la Iglesia Armeno Apostólica. Visita que se espera pueda llevar, a nivel político y diplomático, paz y estabilidad a la región. Son muchas y numerosas, de hecho, las expectativas de la población, como confirma a ZENIT Garen Nazarian, vice-ministro de exteriores de la República de Armenia, en la entrevista exclusiva que publicamos a continuación.

¿Cuáles son las esperanzas por la visita del Papa en Armenia?
— Garen Nazarian: La visita del papa Francisco en Armenia tiene un significado pan-cristiano, porque es la la nación que por primera vez abrazó el cristianismo como religión de Estado. La pasión con la que el pueblo armenio espera esta visita se justifica también con el hecho de que el 12 de abril del año pasado, cuando el Papa recibió al Catholicos en el Vaticano, con ocasión del centenario del genocidio, compartió el dolor de la nación armenia y en un cierto sentido, invitó a Turquía a reflexionar sobre su pasado.
Esta visita permite también a nuestra gente sea en Armenia que de la diáspora, extender la gratitud y el aprecio a Su Santidad por la posición de principio sobre la cuestión del reconocimiento del genocidio armenio y la restauración de una justicia histórica.
Es conocido que durante las celebraciones del 91º aniversario del genocidio armenio en Buenos Aires, el entonces arzobispo Jorge Mario Bergoglio exhortó a Turquía a reconocer el genocidio como “el crimen más grave de la Turquía otomana contra el pueblo armenio y toda la humanidad”.
Además, la visita del Pontífice durante el Jubileo de la Misericordia es un mensaje sólido de por sí. La misericordia es garantía también de la demostración de valentía de afrontar el pasado y de no esconder la verdad detrás de un muro de silencio.

¿Qué se espera del momento en el que el Santo Padre visite el Memorial del “Gran Mal”?
— Garen Nazarian: El Tsitsernakaberd Memorial Complex se ha convertido en una meta de peregrinación, además de una etapa casi obligatoria para los grandes huéspedes de Armenia, ya que conmemora al millón y medio de armenios asesinados en el primer genocidio del siglo XX. Realmente la visita del jefe de la Iglesia católica es de máxima importancia para la humanidad, como reconocimiento del genocidio; además de la celebración dedicada a la memoria de las víctimas será un buen instrumento de prevención, condenando esos crímenes horrendos cometidos contra la humanidad para que no se repitan nunca más.

¿Por qué cree que el Gobierno turco persevera en esta actitud de no reconocer el genocidio?
— Garen Nazarian: La reacción del liderazgo turco prueba que este país prosigue su política negacionista perseguida a nivel estatal, cargando así el peso de la responsabilidad por el atroz crimen cometido por la autoridad del Imperio Otomano. Con la decisión de utilizar la palabra “genocidio” en el título y en el texto de la reciente resolución, el Bundestag admite que Alemania –en la época de la Primera Guerra Mundial aliada de los otomanos– tiene algún sentido de culpa por no haber hecho nada para detener los asesinatos. Pero Turquía no comparte este punto de vista y no está de acuerdo con los numerosos países y las organizaciones internacionales que han reconocido el genocidio armenio. Esto da a entender los valores del liderazgo de este país. El continuo proceso de reconocimiento del genocidio armenio por parte de la comunidad internacional debería ser sin embargo una señal fuerte para las autoridades turcas que el negacionismo impide desarrollar los valores y la realidad del siglo XXI.

La verdad histórica sobre el genocidio está emergiendo también gracias a los archivos de la Santa Sede. ¿Cuál es la unión entre el Gobierno y el Vaticano en este capítulo histórico?
— Garen Nazarian: Los Archivos Secretos del Vaticano sobre el genocidio fueron abiertos en 1990. Aún así, no son muchos los históricos que han tenido acceso a ellos. El contenido de los documentos sobre “el crimen más grande de la Primera Guerra Mundial” revelan sin embargo cómo el papa Benedicto XV y la diplomacia vaticana trataron de detener las deportaciones programadas de los armenios en el desierto sirio, salvar a las víctimas y prevenir la masacre de toda una nación. Benedicto XV escribió una carta al Sultán, pidiendo piedad para los armenios inocentes. El entonces Pontífice hizo referencia también al fracaso de cualquier intervención diplomática, mencionando “el pueblo armenio que sufre, casi completamente conducido a su extermino”.
Las relaciones diplomáticos entre Santa Sede y República de Armenia fueron instituidas en 1992: a partir de ese año se han realizado numerosas visitas por parte del presidente de Armenia y del Catholicos en Vaticano. Después en 2001, Juan Pablo II visitó Armenia y durante el viaje firmó junto con Su Santidad Karekin II una declaración común en la que reconocía el genocidio. La Iglesia católica reconoce la nación armenia como la primera cristiana, hoy juntos compartimos la recíproca voluntad de superar los desafíos enfrentados por los cristianos en Oriente Medio, el respeto por los derechos humanos y la conservación de los valores cristianos.

¿Qué encontrará el Papa en Armenia?
— Garen Nazarian: Encontrará un pueblo que lo espera con entusiasmo y grandes aspiraciones. Nuestra gente cree que Su Santidad traerá un mensaje de paz y armonía, que refuerza la unión entre las dos Iglesias y desarrollará los valores cristianos. Armenia realmente prevé acoger una visita histórica, única por su amplitud y por el deseo entre la gente. Estamos más que seguros de que el viaje del Santo Padre sellará las relaciones amistosas que desde hace siglos unen Armenia y el Vaticano; esperemos también que la visita pueda llevar estabilidad a toda la región.

Anuncios

Acerca de JESÚS ANTONIO

"Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida". SAN JUAN PABLO II

Publicado el 24 junio, 2016 en El Blog de Jesús Clara, Francisco - Viajes Apostolicos y Visitas y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Ministerio de Exteriores de Armenia: “Los Turcos no cambian la historia. Genocidio reconocido por Juan Pablo II y Francisco”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: